Víctimas del terrorismo acusan al Gobierno de traicionarlas