Sánchez e Iglesias se vuelven a ver las caras