Fernández Díaz no descarta que entre los refugiados haya yihadistas