Los partidos catalanes critican el inmovilismo de Rajoy