Las víctimas luchan por la prisión permanente revisable en el Congreso