Los políticos independentistas presos duermen en la cárcel de Valdemoro rumbo a Cataluña