La policía podrá confiscar cámaras y borrar las imágenes durante las manifestaciones