Operación de la Guardia Civil para recuperar ocho millones de euros que adeudan 50 condenados de ETA