Madrid deja a 30.000 mujeres sin las mamografías preventivas