La investidura de Quim Torra, pendiente de la CUP