La Generalitat sigue el pulso: “El Gobierno está más para aplicar el 155 que para dialogar”