El Valle de los Caídos durante su inauguración