El Gobierno levanta el control de las cuentas del catalanas en busca de “un nuevo escenario de diálogo”