Blesa defiende que las tarjetas 'black' no estaban ocultas