Noche de protesta estudiantil en la Universidad de Barcelona: El 1-O no se para