Aguirre ni se inmuta por la Púnica: "Jamás me he llevado un duro"