Aguirre espera que el Espíritu Santo inspire a los madrileños en este día de Pentecostés