Mil personas se quedan fuera en el acto más multitudinario de Carmena en Madrid