El Gobierno vasco "otorga credibilidad a la posibilidad de desarme final"