La gestora del PSOE celebra su primera reunión tras la dimisión de Pedro Sánchez