Una "lesión repentina" impide la participación del Rey Emérito en la Copa de Palma