Los CDR ocupan la estación del AVE de Girona y cortan varias vías