Todos los candidatos votan sin incidentes salvo Susana Díaz, que ha sido increpada por interventores de Vox