El escrache a Felipe González recibe múltiples críticas