Las familias de los policías muertos en Kabul recibirán 250.000 euros de indemnización