El atacante abatido a tiros en Cornella temía no ser aceptado en la comunidad musulmana por ser gay