La Navidad trae la armonía y el buen rollo a la clase política