En el Alcázar de Toledo se encuentran los restos de otros responsables del régimen franquista