La alcaldesa de Alicante intenta lavar su imagen en una peculiar entrevista