Los políticos, en el punto de mira: los otros intentos de magnicidio o agresión a altos cargos