La cabalgata de los reyes magos de Vic, cargadita de polémica