1.700 metros cuadrados de la Copa América acogerán a los refugiados del Aquarius