La Universidad empieza a depurar responsabilidades en el caso del máster de Cristina Cifuentes