UPyD muestra su mejor cara en precampaña mientras sigue la debacle del partido