Lucía Figar usó dinero público para mejorar su reputación online