Continúa la polémica sobre la alcaldesa de Alicante, acusada de corrupción