La reina Sofía recibe en Nueva York un premio de la Fundación Path to Peace