El alcalde de Santiago proclama que es "inocente" y que no pretende dimitir