Santamaría acusa al gobierno de Puigdemont de saltarse la legalidad y ningunear a los catalanes