Barberá no ve motivo para dimitir y subraya que el juez no ha pedido su imputación