El Rey retoma los viajes al extranjero con una visita a Lisboa