Espinar reconoce que cometieron un exceso en el Congreso