El presidente del Gobierno saca a todos sus pesos pesados a la calle