Puigdemont insiste en que impedir su investidura equivaldría a asumir el 155