Puigdemont habla de “dragones feroces” que quieren “atenazar” a Cataluña