Peleas pactadas y sin armas: así se entrenan los 'hooligans' del Spartak