Pedro Sánchez reconoce sus errores y apuesta por volver a la secretaría general