PSOE y PSC seguirán juntos pero revisando las reglas que rigen sus relaciones