El PP siguió pagando a Bárcenas hasta diciembre de 2012