Morate, recibido al grito de "asesino" por las familias de las víctimas al llegar al juzgado